La raza Ragdoll se originó en California a principios de los años sesenta. Josephine, una gata de Angora que Ann Baker, cruzó con un gato Birmano tuvo una camada que se considera la originaria de la raza. Cuenta la leyenda que mientras estaba en pleno embarazo, Josephine sufrió un terrible accidente de tráfico, salvando la vida, y dando a luz una camada de gatos más grandes de tamaño que el de sus progenitores y de un carácter muy afable y tranquilo.
Ann Baker sostenía que el Ragdoll es menos sensible al dolor, menos dotados del instinto de supervivencia, que su pelo no se anuda y finalmente que su cuerpo se vuelve flaccido, todos sus músculos relajados, cuando se le coje en brazos. Es de esta característica tan especial de donde se inspiró su nombre, ya que Ragdoll significa "Muñeco de trapo" en inglés. Los gatitos se fueron cruzando entre ellos, aunque algunos dicen que se agregaron burmeses, como sea todos los ragdoll tienen la misma raíz, ya sean mitted, bicolor o colorpoint.
El Ragdoll conquista Inglaterra en el año 1987 donde se crea el “British Ragdoll Club”, de allí se desplaza a Alemania y Francia, donde se crean sus respectivos clubes, después sólo fue cuestión de tiempo para que ganaran adeptos en Europa y en América.